miércoles, 30 de agosto de 2017

El PNTD invertebrado

Las palabras que estás a punto de leer expresan mi opinión personal, lo cual no implica que éstas sean concebidas como verdades absolutas y no han de ser interpretadas como algo férreo, totalitario e ignorante. Con ellas no pretendo más que remover la tierra y plantar una semilla en aquellos que me leáis, a fin de germinar unas cuantas inquietudes y, en definitiva, hacer volar a unos cuantos pájaros fuera de sus nidos. Comentarios, críticas CONSTRUCTIVAS y demás respuestas son bienvenidas.

Vigilando a mis trogloditas
Esta semana he debutado como técnico (en un sentido más estricto) en el programa de tecnificación nacional (PNTD) organizado por la FEDO en conjunto con el SOC, semana que me ha servido para confirmar pensamientos que había estado rumiando desde aquél día en que visité a La Doctora para que ésta me diera el pésame. Sabía que de un modo u otro no quería desaparecer de la Orientación, y partiendo de la base de que no podía ser podía ser como deportista iba a ser necesario darle la vuelta a la tortilla y continuar en este mundo como técnico/entrenador. No obstante, hay una serie de factores que hacen de esta decisión un camino tortuoso. Así pues, hoy toca reflexionar sobre el área de la tecnificación, pues ya en su día traté el tema de lo absurdo de la Liga Nacional actual, y sería inútil tratar el tema de los criterios de selección en ciertas categorías, asuntos que estamos hartos de discutir entre los colegas. Sé que soy joven, y que por lo tanto mis palabras pueden parecer fútiles, fruto de un acto impulsivo; nada más lejos, surgen de la experiencia de 5 años en los que he participado tanto de deportista como de técnico en los programas de tecnificación de la FEDO, siendo partícipe y espectador de esta hecatombe, así como de una cocción a fuego muy lento de estas ideas y posiciones respecto al asunto.

Lo que comenzó como un verdadero campo de tecnificación allá en Suecia por el 2011, con deportista realmente implicados y cuyo número permitía trabajar de forma adecuada el antes, el durante y el post-entrenamiento se ha ido convirtiendo progresivamente en un campamento de verano conforme el número de participantes ha ido aumentando y el nivel medio de los mismos ha ido bajando. ¿Cómo puede ser que algo que comenzó con 25 deportistas (miembros o aspirantes a equipos nacionales) haya pasado a tener 60 y pico deportistas los cuales algunos no saben ni leer la curva de nivel correctamente? ¿Cómo se va a trabajar adecuadamente con 60 niños? ¿Cómo van a aprovecharlo si no van preparados física ni mentalmente para ello? La respuesta es dura, pero sencilla:

No se tecnifica, no se aprovecha, no se trabaja.

Uno de nuestros grandes intelectuales del siglo XX, producto ibérico español, afirmó una vez que " no es el ayer, el pretérito, el haber tradicional, lo decisivo para que una nación exista. Las naciones se forman y viven de tener un programa para mañana", y en consecuencia, unos objetivos. Extrapolado a la federación, ¿cuál es, pues, el objetivo de estos programas de tecnificación? ¿Van orientados a la tecnificación o a la promoción? En muchas conversaciones de bar ha quedado la obviedad de lo absurdo de la dinámica que han cogido estos programas internacionales estivales. Y este SOC-2017 ha terminado de materializar estas conversaciones:

para la mejora del deporte base  no es necesario viajar al extranjero
 (pues el nivel actual del grueso de los chicos que disfrutan de estos viajes así lo es). 

El famoso buzón
Para tecnificar es necesario tener muy bien asentadas las bases técnicas de la orientación, y de primera mano se en que un gran porcentaje de los PNTDs hasta ahora realizados no las tenían. Entonces, ¿por qué seguimos empeñados en invertir tanto dinero y esfuerzo en estos programas? Tenemos gente cualificada, terrenos y recursos de sobra para organizar unas jornadas de entrenamiento y tecnificación (enseñanza) de carácter nacional, con sus 60 chicos (de los niveles y edades que sea) de la duración que sea (2-3 semanas), dejando la internacionalidad para aquellos jóvenes corredores en los que el esfuerzo se demuestre por medio de la dedicación a este deporte y que realmente vayan a tecnificar, sin el famoso buzón ni el juego de la pinza. Por suerte este año desde la FEDO han puesto en marcha el primer PNTD nacional; ahora sólo queda invertir las cifras
progresivamente y el nivel de los atletas del plan internacional progresivamente.

Pero, al igual que no hay casa sin ladrillos, no puede haber programas de tecnificación sin técnicos. Existen cursos de técnico nivel 1, de técnico sport-ident y de trazador fantásticos y maravillosos, siempre y cuando tengas cantidad de tiempo libre, vehículo propio y disponibilidad de horarios, todo aquello que acarrea un curso presencial. Y qué casualidad, que muchos de los posibles candidatos a realizar este curso carecemos de ello.


¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI, siglo de la tecnología y la comunicación, no dispongamos desde la federación de cursos de formación integra, o en su mayor parte online? 

Me pregunto que secretos esconderá el software de Stephan Krämmer para que tengan que contarse de forma presencial. Punto y aparte del curso de técnicos, hablar sobre el tema de los trazadores es incurrir en el tema de la calidad de las pruebas de Liga Nacional, y eso sería el equivalente a abrir la caja de Pandora.

Resumiendo, tres cuestiones capitales:


  1. ¿Cómo pretendemos formar nuevos técnicos si no adaptamos los métodos de enseñanza a las nuevas tecnología y recursos?
  2. ¿Qué rumbo queremos tomar en relación al deporte base, cómo queremos arribar a puerto si navegamos sin rumbo ni dirección?
  3. ¿Teniendo la materia prima, por qué nos empeñamos en venderla e importar producto manufacturado? (a cierto compendio de monarcas españoles no les funcionó)

Ante la cuestión de PNTD sí o no, mi respuesta, como la vida misma, no es ni blanca ni negra: PNTD sí, pero bien hecho. Y un ejemplo de ello es el que se ha hecho con carácter nacional aprovechando el SOC.

No me corresponde a mí, en tanto que deportista, establecer las metas, objetivos y la dirección que debe tomar la Federación acerca de estas cuestiones, pues por suerte carezco de responsabilidad alguna en materias de esta índole, pero sí considero necesario poner el grito en el cielo y verbalizar los pensamientos e inquietudes que nos asaltan a cierto sector de esta nuestra comunidad orientadora. 

Guardar silencio sería ser cómplice de este asesinato.


domingo, 11 de junio de 2017

Naturaleza ¡Eres mi diosa!

Con la llegada del verano, y despojado de sus obligaciones universitario-académicas, era inevitable que Segismundo no saliera de su torre. Y en efecto, tras un rodaje corto por la montaña, y sentado en El Templo frente a ella, así lo ha hecho. 

La luna llena dominaba con su luz perlada una noche de calma, de esas en las que Jorge mantiene sus conversaciones reveladoras con El Artista. En uno de sus desvaríos surgió LA pregunta: 

Oye tío, que no te he preguntado…lo de la Orientación  como lo llevas. El otro día leí tu blog y leí a un Jorge derrotado

Como si de una fórmula mágica  se tratase (equiparable en poder y efecto a un Alohomora potteriano), esa pregunta lo descorchó como  a una botella de champagne francés.  

Tras un par de semanas de (anheladas) vacaciones, Jorge ha conseguido volver a ser el de siempre: el que sale a correr, hace sus abs y estira por las mañanas; el que lee, subraya citas y las extrapola a su vida diaria; el que escribe, ordena sus pensamientos en el blog y hace referencia a sus lecturas del momento. Pero lo mas importante, por  encima de todo, es que ha vuelto a ser el Jorge Feliz que sabe lo que quiere. Lo que necesitaba era, al fin y al cabo, objetivos y determinacioneslíneas sobre las que escribir los renglones de mis pensamientos. Toda su etapa de nihilismo sofariano hiperfagico no había sido ni mas ni menos que un torbellino de ideas huérfanas en su mente, cautivas de su propia entropía, como apuntes sucios en una hoja en blanco.

Después de unos cuantos rodajes Globeros, y de algunas tiradas en bici, Jorge ha decidido ir un poco mas allá,  abandonar la pista forestal y realizar la bajada de vuelta por la Cuesta de los Montaores.  Ni el ritmo, ni el frenesíni la magia del límite son los que eran, pero Jorge cree que ha sido la mejor decisión que ha tomado en mucho tiempo…¡Se ha sentido vivo! VIVO 

Y es que como un bastardo dijo una vez… Naturaleza, ¡eres mi diosa!  Creo que nunca podré  vivir sin el encanto de los bosques, la pureza de la montaña o el hechizo de la noche. Así, como una vez uno de los reyes del gigante contemporáneo de cervantes clamó, a mi tobillo bastardo yo le digo: 



Pero no lo digo desde la ira, la frustración o el enfado de la impotencia del presente, si no con la seguridad y la determinación de lo pasado, pasado y superado. Atrás quedaron las tardes de sofá,  resignación y HBO; es momento de nuevo de explorarme y conocerme de nuevo, de experimentar y reestablecer los nuevos límites, donde quiera que estén. Y aceptarlos. 

De momento, que no me rebase el Michelín por encima de la goma de las mallas, y que los muslos no me rocen al andar. Después,  entrenador en el SOC y en el Campus de Verano de la FORM. Tras una breve estancianen Dite, afloramos en la otra orilla de la Estigia. 


"No te interpongas entre un dragón y su ira "



lunes, 20 de febrero de 2017

Duodécimo Libro

Cámara en mano y sentado sobre una roca furtiva, Jorge se dedicó este fin de semana a contemplar el baile entre los superclase y la dama del noreste sureño mientras rumiaba en su mente los caprichos del destino. En un Costa Cálida empezó todo (2006) y en otro Costa Cálida (2017) se ha despedido de todo lo que ha sido, de aquello que lo ha identificado y de aquello que no ha podido ser.

Todo comenzó cuando La Doctora puso cara de póker al ver que el estudio de pisada no cuadraba con la morfología de sus pies; un TAC y unas ecos mas tarde descubrieron los pies mutantes de Jorge. Desde entonces ella lo tuvo claro, y así se lo hizo saber: antes o después esos tobillos te van a dar problemas. No te se decir si dentro de 5 meses, 5 años o nunca, pero los acabarás teniendo... Y en efecto, así ha sido. 3 años después del diagnostico el pronóstico se ha cumplido. You pushed too much Jorge, has querido dar mas de lo que tu cuerpo puede soportar y te has marcado un Raikkonen quemando el McLaren.





















De vuelta la gran ciudad en la Fedoneta, al igual que sentado en aquella piedra viendo  los high-class disfrutar, te vuelve a abrumar la impotencia. Impotencia de saber que por mucho que luches ya no podrás disfrutar de la élite, de un mundial Júnior, de un Jukkola o de unos relevos con un equipo peleón en el CEO; de saber que ya no podrás disfrutar del sacrificio, de la exigencia o la excelencia en aquello que te gusta, que te define y que te apasiona.  Escuchar a Raico y Rorri discutir sobre el equipo para relevos del CEO te hacen volverte consciente de lo que, por caprichos de la naturaleza, te ha sido negado. Te queda el consuelo de saber que has sido fiel a tus principios y has luchado hasta el final con todas tus fuerzas. ¿Si uno se traiciona a sí mismo, qué le queda?

Después de dos o tres días meditándolo planteas otras salidas y empiezas a verlo con calma. De golpe y porrazo tienes que dejar de hacer lo que siempre has hecho para abrirte a nuevos mundos: la natación o la estática para no volverte un cachalote y el crossfit para volver a estar fuerte parecen salidas viables. Es cierto que hay multitud de ventanas que parecen abrirse tras una puerta que se ha cerrado. pero en tu interior sabes que no es así, que tu no quieres ni agua ni bicicleta ni gimnasio. Abandonarse al nihilismo universitario erótico-festivo es una idea tentadora, pero eres un Purista: te gustan los controles largos, el bosque alto y sin caminos, navegar y desconectar... qué le vas a hacer. 

Si Eneas pudo encontrar su camino a merced de los caprichos de Juno,
 sé que tu  Jorge vas a poder encontrar el tuyo, te lleven los hados a donde te lleven, 
sea a Esperia o a las costas de Dido.

Así pues te despides de la competición, Jorge, como le dijo Sabina a su princesa: ya no te tengo miedo nena, pero no puedo seguirte en tu viaje... o al menos no como me gustaría. Quizá sea hora de no pararse a mirar atrás... quizá sea hora de caminar, caminar, caminar y empezar un viaje hacia la niebla profunda en busca de senderos ocultos.

"La fortuna favorece a los valientes" - Virgilio 


Los maliciosos, 2015

martes, 19 de julio de 2016

Sociedad Atlética de Alcantarilla

Hoy he decidido dejar de lado por un momento el egocentrismo Jorgiano sobre el que se yergue el Blog para escribir acerca de un tercero cuya presencia en la carrera deportiva de Jorge (carrera, deportiva, je je) ha sido clave e imprescindible. Quiero presentaros a Juan Carlos Abellán Barnés, fundador de la escuela deportiva de Alcantarilla y del club Nutribán Sociedad Atlética de Alcantarilla.

 Juanca
Hace tiempo que llevo queriendo escribir esta entrada, y varias han sido las ocasiones en las que he querido hacerlo pero nunca he llegado a consumarla; como cuando intentaba leer Cien años de Soledad, cien veces la empecé y solo tuve valor de terminarla una vez. Y es que tras esta gran temporada abusando de los demás atletas y clubes y acaparando chapitas y récords allá donde pisaba (regionales, nacionales e internacionales), creo que ha llegado el momento de hacerlo.

Pero antes, un poquito de historia...

La primera vez que pensé en escribir esto fue cuando gracias a mucho trabajo, y de la mano de Juanca, conseguí clasificarme para el Cto, de Europa en Francia con el equipo cadete (para cuya preparación me machacó aún más todavía). En aquel entonces, allá por el 2012, en la escuela municipal de atletismo que encabezaba Juanca todavía estábamos en el polideportivo municipal de Alcantarilla . Un circuito de césped artificial en torno a un campo de fútbol y un gimnasio compuesto por un par de máquinas y platos y balones medicinales guardados en la oficina serían los recursos con los que comenzaría este club. Los ejercicios de barra, por otro lado, se hacían bajo las gradas, y las cuestas en una pequeña rampa detrás de las mismas.

Reunión de trogloditas
Más adelante, cuando el club ya había crecido un poquito más y se había asentado en la pista de atletismo que poco después se abrió junto al polideportivo, conseguí clasificarme para el Mundial Escolar Cadete de Portugal 2013; fue entonces cuando volví a pensar en dedicarle estas palabras. Y así de nuevo lo hice cuando quedé Campeón de España de media distancia y conseguí otras cuantas chapas en el Campeonato de España Escolar en 2013.

Entonces marché a Canadá, y para cuando regresé, ya para ir directo a Madrid y la Blume, la escuela y el club que había dejado con apenas unas decenas de chiquillos se había convertido en una gran familia de muchos miembros. Creo que si algo ha caracterizado a Juanca y a la Sociedad Atlética de Alcantarilla es que podrían definirse tal cual, como una familia. No importa las broncas que te puedan haber caído por no entrenar bien, o hablar demasiado y no centrarte y dejar centrarse a los demás en sus ejercicios, o por llegar tarde... uno siempre se siente parte de un todo, de algo mayor que uno mismo para cuyo bien trabaja... "¡las rodillas bien altas!" me decía en los últimos 200m de las series de mil!!!!!

Y todavía alguno se atreve a preguntar "¿hoy se entrena?" por el whatsapp cuando está lloviendo.

Juanca siempre decía que el tiempo y el trabajo ponen a cada uno en su lugar, sólo que para poder comprobarlo con mis propios ojos he necesitado precisamente eso: tiempo y trabajo.  Si algo he aprendido de él ha sido el espíritu de sufrimiento y la paciencia (pues el trabajo realmente duro no siempre cosecha los resultados esperados). Creo que la famosa cita de Baroja que me acompaña desde que la descubrí encaja perfectamente con su filosofía de trabajo:

Un paraíso regalado no complace al creyente, la mitad del mérito de la gloria está en su dificultad

Trogloditas crecidos
Él cogió a los chavales y los trabajó desde chiquitos, desde trogloditas, y este año no paro de ver como esos trogloditas que ahora están ya algo maduros no paran de cosecharle récords regionales o medallas en los nacionales. Como colofón, dos de sus atletas consiguen Oro y Plata en 100m y Salto con Pértiga en el Cto. de España Juvenil respectivamente y se clasifican para el Cto. de Europa Juvenil,  del cual vuelven con una Plata en el relevo Medley (100-200-300-400m).


En definitiva, lo que comenzó como una modesta escuela municipal de atletismo con cuatro chiquillos, sin ni siquiera pista de atletismo, se ha convertido en un gran club con cierto potencial en el panorama nacional del deporte base. Más aún, el club se ha convertido en algo de lo que uno se siente orgulloso de formar parte incluso desde la ausencia y la distancia.


Con este rollazo quiero, por tanto Juanca, darte la enhorabuena:

 la enhorabuena por tu trabajo, 
por tus lecciones, 
por tu constancia,
 por tus éxitos, y sobre todo,
 por los que están por venir.

Como decías, el tiempo nunca se equivoca, te ha puesto en tu sitio y en tu lugar.




jueves, 14 de julio de 2016

La ley del cincuenta por ciento

J. D. Salinger condenó al joven Holden Cauldfiel a vivir con la eterna duda de qué ocurría con los patos de Central Park cuando llegaba el invierno... ¿Se los comerían los indigentes? ¿Migrarían hacia otro parque? ¿podían acaso volar aquellos patos? ¿los llevarían a un zoo de patos?. Si Holden tuviera la suerte de Augusto Pérez, estoy seguro de que Salinger lo sacaría de dudas. Y es que ahora soy yo el que tiene una de esas dudas existenciales cuyo misterio uno necesita resolver:

¿Cómo demonios ha llegado todo ese polvo a mis zapatillas de correr si las deje en una bolsa bien guardaditas tras el Cto. España Universitario?

Hoy, un 13 de Julio de 2016,  dos mesazos, sesenta y un diacos, mil cuatrocientas sesenta y cuatro horacas desde la última vez que las usé, he tenido el placer de desempolvarlas y volver a sentirme vivo: el entumecimiento de los músculos, el sudor cayendo por la frente, un corazón que dice basta y una mente que quiere más...
Mis rubias



Mientras sus compañeros se dedicaban a pulir sus cualidades para demostrar su valía en Suiza, a este pequeño ser no le quedó otra que aceptar su condición de Tullido Mayor del reino, olvidarse tanto de los baños como de tomar el  sol y decir adiós a cualquier forma de ejercicio físico (una visión bastante trágica del verano); y todo ello para abandonarse a las rubias (y a mi morenaza, the one and only), a Juego de Tronos, a las noches de cartas y parque, a Delibes y a Cela... Y es que uno le coge cariño a la curvita de la felicidad que con tanto ahínco y mimo uno ha ido cultivando (casi como a un Pou).




                         Evolución de Jorge Mayo- Julio


No obstante, la vida es una lucha constante, una cacería cruel en la que nos vamos devorando los unos a los otros (así lo dice el maestro donostiarra) y con la llegada de la luz verde,  es momento de decir adiós a la lujuria y al pecado carnal durante los rituales de la ingesta y el sueño. Unos cuantos ejercicios con el bosu, un poco de core y un rodaje de escasos 30 minutos me han servido para confirmar mi suposiciones acerca de todo el trabajo que me queda por delante hasta poder volver a ser Jorge; de nuevo me he sentido pesado y torpe corriendo. Volver al camino recto del guerrero y al 6-pack, redescubrirme de nuevo en la liturgia del entrenamiento día a día y no morir ahogado en agujetas es el objetivo de lo que queda de Julio; ya encontraré de nuevo la armonía de mi biomecánica y la libertad en el bosque durante Agosto y sus noches pardas. Los tobillos, por descontado, van a ser trabajados a conciencia 2 veces por día, ya voy curado de espanto.

La ley del 50%, el cara o cruz, va a ser crucial en este mes y medio que tengo por delante. ¿Conseguiré doblegarla a mi favor para vencer las pequeñas escaramuzas que me sacudirán cuando dude si entrenar o perrear un día? Si no me pongo las pilas a este ritmo me voy a convertir en un tonel y no voy a poder verme los pies...

...y a mí me gustan mucho mis pies

Y así se demuestra que la historia es cíclica...volvemos a buscar el triángulo equilátero.


PD: os voy a echar de menos, rubias.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Las cosas buenas no deberían cambiar nunca

Liberado de sus cadenas y sus compromisos deportivos de alto standing, para bien o para mal, Jorge puede permitirse el lujo de simplemente volver a disfrutar.















Próxima parada: Campeonato de España Univesitario en Granada

lunes, 18 de abril de 2016

Acto 3 Escena 1

Amanece otro día más en Santa Comba, esta vez los gorriones, y de nuevo Apolo avisa al Jorge Pensante de que es hora de comenzar un nuevo día con unos rayos que, furtivos, se cuelan a través de su persiana, atraviesan sus párpados cerrados y llegan hasta su mente. Con la llegada del rey sol, el murmullo del 46 bajo su ventana fecunda su mente a través de sus oídos.

Es  temprano por la mañana, y quizá todos y cada uno de los seres con los que Jorge comparte sin que ellos lo sepan un ratito de su tiempo continúen con su rutina. El señor mayor de abrigo marrón y cara arrugada volverá a encenderse un cigarro y a apagarlo rasgándolo contra la papelera de la 868; la chica de pelo rubio, largo y ondulado, apurará una vez más la hora de salir de casa y correrá para coger el bus; y el autobusero de melena Slash le dará los buenos días una vez más a Jorge a las 8:00 cuando suba al 46 destino Sevilla.

Como es costumbre, por las mañanas temprano Jorge piensa, su res cogitans despierta de su letargo nocturno y echa carbón a la locomotora. Esta vez se pregunta por qué Cronos decidió en su momento el hacer del tiempo un pez que se muerde la cola, que se caga y se vomita constantemente para llegar a ningún lugar. Después de un año en Medicina le parece extraño que la naturaleza permita a algo tan sin sentido persistir su existencia. Y es que cada vez que cierra lo ojos la escena se repite: control 1 con ganas de reventar la carrera y en la salida hacia el punto 2...crack... un hoyo lo acecha y se medio lleva su tobillo; Jorge se arrastra por un camino, lucha por mantener la cabeza serena y el tobillo funcionando. Tres semanas después, la misma historia se repite recogiendo balizas en un entrenamiento, y a los cuatro días otra vez, sólo que esta vez Jorge está solo en la Casa de Campo. La escena se repite, una y otra vez, como si Jorge estuviera destinado a sentir como su ligamento peroneoastragalino anterior se tensa, sobre pasa su límite y se distiende, y como su cápsula articular va con él. Y es que e
l crack que escucha cada una de esas veces hace mella en la piel y más hondo.

Abre los ojos, es momento de tomar contacto con la dimensión terrena. Es Sábado, y a pesar de que tendría que amanecer en Cuenca no lo ha hecho. Se pregunta este ser si le ha merecido la pena no forzar, dejar pasar la oportunidad de una prueba única entre bosques y veredas, y ser preso de la ciudad del humo y del ruido donde cada vez se hace más difícil encontrar un momento de libertad. Su compañera de juego lo traicionó, lo expulsó del tablero, y ahora Jorge va con miedo de que la escena se repita; con miedo y con enfado, no quiere depender de un vendaje funcional y de los caprichos del destino para mantener los tobillos en su sitio.

Después de un finde urbanita y asfaltoso, se ha animado a probar sus articulaciones. Sabe que no está bien, que no le hace el juego entero y los giros cerrados a la derecha le dan pánico, aunque no sabe muy bien si le dan más pánico a su Yo racional o a su Yo reptiliano (por aquello del instinto de propia conservación). Ambos se niegan a volver al rincón oscuro del gimnasio, pero si es lo que tienen que hacer, lo harán; se quejan de vicio, son unos cascarrabias.

Quizá ir tierras portuguesas este fin de semana sea un error, pero, a fin de cuentas, ¿qué es la vida si no más que errores y matices?

 To die, to sleep.
To sleep, perchance to dream -

Tendré que ir a preguntarle a Hamlet, o a Segismundo.